Volver Al Blog

IMC vs composición corporal


Todos nos hemos bajado de la báscula sintiéndonos un poco decepcionados con los resultados, pero nada se compara con el disgusto de que nos digan nuestro IMC en el consultorio del médico. El IMC, o índice de masa corporal, es una escala popular para estimar la cantidad de grasa corporal que tienes en función de tu altura y peso. Si bien a veces puede ser exacto, el IMC no brinda una imagen completa de lo que comprende su peso corporal. Aquí es donde el análisis de la composición corporal viene al rescate. Echemos un vistazo más profundo a las diferencias entre el IMC y la composición corporal para que pueda determinar qué método es mejor para realizar un seguimiento de su progreso físico.

 

¿Qué es el IMC?

El índice de masa corporal (IMC) es algo que probablemente haya discutido, aunque de mala gana, con su médico en algún momento durante sus controles regulares. El IMC es la opción más popular en entornos clínicos porque ayuda a predecir la salud de una persona en función de ciertas tendencias poblacionales.

Para calcular tu IMC, simplemente tomas tu peso en kilogramos y lo divides por tu altura en metros cuadrados. Luego, toma su puntaje y ve dónde cae en la escala de IMC para ver en qué categoría se encuentra: bajo peso, peso saludable, sobrepeso u obesidad (Fuente: CDC).

Generalmente, si su IMC es inferior a 18,5, se le clasifica como bajo peso. Una puntuación de 18,5 a 24,9 se considera un peso saludable, de 25 a 29,9 indica que alguien tiene sobrepeso y luego una puntuación de 30 o más se clasifica como obesidad. Sin embargo, el problema con el IMC es que en realidad no mide el contenido de grasa o músculo del cuerpo y es sólo una estimación. Pasa por alto por completo el hecho de que dos personas con el mismo peso y altura pueden verse claramente diferentes según su composición corporal (Fuente: CDC). Esto es especialmente cierto para las personas más atléticas, ya que probablemente hayas escuchado que los músculos pesan más que la grasa, ¡lo cual es cierto!

Entonces, aunque a menudo se correlaciona con otros métodos para medir la grasa corporal y los riesgos de enfermedades metabólicas de una persona, todavía no es la mejor opción cuando se trata de ver cómo cambia su cuerpo debido a sus entrenamientos.

 

¿Qué es la composición corporal?

El análisis de la composición corporal es otro método popular para medir el peso, en particular la descomposición del contenido de grasa, músculos, huesos y agua del cuerpo. Existen múltiples métodos para evaluar la composición corporal, incluidas las mediciones de los pliegues cutáneos y el pesaje hidrostático, pero la opción más popular es el análisis de impedancia bioeléctrica (BIA). BIA estima los porcentajes de grasa corporal enviando corrientes eléctricas débiles a través del cuerpo y midiendo el voltaje en función de la resistencia dada por diferentes tejidos, siendo los músculos y el agua los que dan lecturas más bajas.

Esta es la tecnología que utilizamos en los estudios locales de 9Round que ofrecen escaneos InBody para ayudarlo a seguir su progreso. BIA proporciona una base sólida para que puedas medir tu progreso físico a medida que continúas entrenando, para que puedas ver los cambios en el contenido de grasa y músculo a lo largo del tiempo. Esto no solo te dirá cuánta grasa necesitas perder o cuánto músculo necesitas ganar, sino que también puede ayudarte a mantenerte motivado mostrándote los cambios que están logrando tus entrenamientos, incluso cuando el número en la báscula del baño no sea el mismo. No me estoy moviendo.

Una composición típica de grasa corporal para una persona sana debería estar entre el 10 y el 20 por ciento para los hombres y entre el 18 y el 28 por ciento para las mujeres (Inbody USA). Cuanto menor sea tu porcentaje de grasa corporal, más atlético te considerarán. El umbral para ser clasificado como sobrepeso según la composición corporal es del 21 al 24 por ciento de grasa corporal para los hombres y del 31 al 36 por ciento para las mujeres. Más del 24 por ciento de grasa corporal en los hombres y más del 38 por ciento en las mujeres se consideran obesos.

 

¿Entonces cual es mejor?

Según la información anterior, puede ver que tanto el IMC como la composición corporal ofrecen una buena visión de su salud general. El IMC es excelente para comprender su categoría de peso general y encontrar un punto de partida para realizar un seguimiento de su progreso. Sin embargo, si quieres ver cómo tus entrenamientos cambian tu cuerpo con el tiempo, la composición corporal es el camino a seguir. Este método de medir el progreso ofrece una imagen más clara y precisa de dónde se encuentra y hacia dónde se dirige con su viaje de acondicionamiento físico al mostrar un desglose real del contenido de grasa y músculo.

 

Si tiene curiosidad acerca de cómo puede comenzar a perder grasa y desarrollar músculo magro, pruebe los revolucionarios entrenamientos con temática de kickboxing de 9Round con una sesión gratuita. Regístrese para su horario preferido a continuación y prepárese para mejorar su estado físico con nuestro enfoque de triple amenaza para el bienestar. ¡Estamos ansiosos por mostrarte el poder del kickboxing fitness!

Encuentra tu héroe interior

Prueba 9Round

Agenda Tu Primer Sesión
WhatsApp Icon